Hotel Rural Almería | Restaurante en Enix | Almería | Comida casera

Qué hacer

15 rincones de Almería para enamorarte Visita los rincones más bonitos de la provincia de Almería y descubre qué oculta esta joya del Mediterráneo. La provincia de Almería mira al mar de Alborán – nombre que se le da a esta parte del Mediterráneo – con algo de ensoñación. Sus bellos espacios naturales se imponen sobre lo urbano, convirtiéndolo en un destino ideal para aquellos que buscan descubrir un territorio bastante desconocido para el viajero medio. Parques naturales, playas, montañas, ríos, museos, castillos e incluso un set de cine mundialmente famoso. Almería guarda muchas sorpresas. 1. Parque Natural del Cabo de Gata El lugar natural más emblemático que ver en Almería es el Cabo de Gata. Uno de los escasos ejemplos de geo parque volcánico del Mediterráneo atrae por igual a turistas, científicos y cineastas. Aquí se grabaron muchas escenas de los míticos spaguetti western Almerienses y también escenas de películas tan míticas como Lawrence de Arabia, Indiana Jones y Exodus. Sus paisajes parecen de otro planeta. Laderas de pequeñas colinas pobladas solo por arbustos, que en su otra cara se precipitan al mar, formando acantilados y calas imposibles y prácticamente inaccesibles. Un lugar precioso que debemos cuidar entre todos, ya que su ecosistema es realmente frágil y, debido al aumento del turismo, se está degradando a una velocidad considerable. 2. Museo de Almería El mejor museo arqueológico que visitar en Almería se encuentra en la capital de la provincia. El Museo de Almería muestra, divididas en tres plantas, exhibiciones de la época prehistórica (cazadores recolectores, la sociedad de Los Millares y la sociedad de El Argar), el mundo romano y la sociedad árabe andalusí. Pieles, punzones, útiles de sílex, brazaletes, ajuares funerarios, ídolos, monedas, vajillas de lujo, herramientas de metal y armas. El lugar perfecto que visitar en Almería si te interesa la arqueología. 3. Fort Bravo Cuando el gran director de cine Italiano, Sergio Leone, llegó al desierto de Tabernas en la década de los 60, vio el salvaje oeste que llevaba tanto tiempo buscando en Europa. Allí mandó construir decorados y comenzó a filmar los famosos spaguetti westerns. En ellos, Clint Eastwood y el mítico Lee Van Cleef dirimieron sus diferencias a tiros en más de una ocasión. Hoy en día se ha convertido en una especie de parque temático donde puedes pasar el día recorriendo un fuerte, un poblado indio, el típico saloon y las callejuelas de arena de un poblado lleno de forajidos. Se trata de una de los mejores planes que hacer en Almería si viajas en familia. 4. Desierto de Tabernas A tan sólo 30 km al norte de la capital, se halla un paisaje único que ver en Almería. Puedes sentirte en absoluta soledad mientras recorres el desierto de Tabernas. Kilómetros y kilómetros de una aridez que esconde una belleza en forma de paisajes dramáticos y una flora y fauna peculiar. El majestuoso búho real se alimenta aquí de pequeños mamíferos y el abejaruco busca sus presas entre las muchas abejas que polinizan la gran variedad de flores que existen en Tabernas. Las noches estrelladas aquí son increíbles y, como anécdota, en el desierto de Tabernas se rodaron escenas de la famosa serie Juego de Tronos 5. Sierra Nevada Este impresionante macizo montañoso es, tras los Alpes, el de mayor altitud de toda Europa occidental. Pertenece al conjunto de las Béticas y, a pesar de la creencia popular, no solo discurre por la provincia de Granada, sino que su parte oriental es almeriense. El ecosistema de Sierra Nevada presenta unos endemismos impropios de la zona mediterránea. Si te gusta el senderismo, una de las cosas que hacer en Almería es realizar las bellas rutas por las que te puedes encontrar con azores, gatos monteses, zorros, comadrejas, erizos, ginetas y mucho más. Clica en la fotografía y asciende estas 16 cumbres de España 6. Sierra de los Filabres Varios de los pueblos con encanto de Almería se encuentran en la columna vertebral de la provincia. La sierra de los Filabres se halla a las puertas del desierto y ofrece un paisaje de montaña cruzado por una amplia red de caminos forestales ideales para la práctica del senderismo. No es la naturaleza el único atractivo de esta sierra, sino también un cruce de culturas, con yacimientos prehistóricos, acueductos romanos, alcazabas árabes y pequeños pueblos de casas blancas, como Albanchez, Olula de Castro y Castro de Filabres. Como visita curiosa, es recomendable acercarse al Observatorio Astronómico de Calar Alto, situado a más de 2.100 msnm, en Gérgal. 7. Alcazaba de Almería Más de mil años de historia se abaten sobre la alcazaba y las murallas árabes que dominan la ciudad de Almería desde las alturas del cerro de San Cristóbal. Bien de Interés Cultural, se trata de la construcción de origen árabe más extensa de España y uno de los lugares históricos más bellos que visitar en Almería. La fortaleza consta de muros de tres metros de espesor y unos cinco de altura, formando un recinto cerrado sobre sí mismo. Pasea por sus murallas y conoce las torres del Homenaje y la Pólvora. Imagina el pasado árabe de Almería. Pincha en la imagen y te presentamos los 20 lugares más bonitos de Andalucía 8. Playa de los Muertos, Cabo de Gata La playa de los Muertos es una de las más hermosas que ver en Almería y, en realidad, en casi toda la costa española mediterránea. Situada dentro de los confines del Parque Natural del Cabo de Gata, esta playa rústica tiene una longitud de 2 km. Su arena es gruesa y mezclada con algo de gravilla, constituyendo un manto sobre el que pasear olvidándote de todos tus problemas. Se llega a ella a pie, tomando la senda que parte de la parte posterior de la Tabla de Roldán. Justo al final de la playa hallarás una enorme roca que emerge de la misma orilla. Un gigante colosal que es el remate a la extrema belleza del lugar. 9. Valle de Almanzora El río Almanzora cruza un valle lleno de vida. Si lo remontas, atravesarás campos jalonados por bellos almendros en flor, naranjos, huertas y pequeños pueblos cuyos habitantes llevan siglos aprovechando los recursos naturales de la zona: producción vitivinícola, minería, industria cárnica y agricultura. Busca un buen restaurante local y prueba la fritada de conejo, los gurullos con liebre, las perdices estofadas o los suspiros de almendra. Y es que comer bien es otra de las principales cosas que hacer en Almería. 10. Catedral de la Encarnación Los amantes de la arquitectura religiosa tendrán que incluir la catedral de la Encarnación en su lista de lugares que visitar en Almería. Se trata de una de las mejores muestras de la arquitectura de transición entre el Gótico tardío y el Renacimiento y su apariencia es más de fortaleza que de templo de culto religioso. También posee rasgos del Barroco y el Neoclásico, haciendo de ella una de las mejores muestras arquitectónicas y culturales de toda Andalucía. No te la puedes perder. 11. Aquarium de Roquetas de Mar Si viajas en familia, el Aquarium de Roquetas de Mar será una de las cosas que visitar en Almería. Está diseñado bajo la temática del “ciclo del agua”. De una forma didáctica y divertida, muestra las distintas etapas por las que pasa el agua: condensación del vapor de agua en las nubes, la lluvia, los ríos, mares, océanos, etc. Conoce distintos hábitats marinos – el que mayor deleite causa suele ser el tropical – y, si quieres y posees el título de buceo, sumérgete en un tanque de agua donde podrás bucear junto a tiburones y otras especies marinas. 12. Playa del castillo de Macenas (Mojácar) La pequeña población turística almeriense de Mojácar posee calas y playas que se encuentran entre las favoritas que visitar en Almería. Una de ellas es la playa del castillo de Macenas. Esta pequeña playa de piedras es perfecta para ver amaneceres y, dada su limitada accesibilidad, es lo suficientemente solitaria como para representar un buen rincón al que retirarte, incluso en verano. Además, la corona una torre defensiva construida en el siglo XVIII. 13. Castillo de San Felipe, Níjar También conocido como el castillo de los Escullos, esta fortaleza se alza sobre un monte árido en la llamada punta del Esparto, próxima a la localidad de la Isleta del Moro, en Níjar. Fue construido en el siglo XVIII, durante el reinado de Carlos III, para defender la costa de las invasiones berberiscas. Se trata de una de las nueve fortalezas que conformaban la línea defensiva que se extendió desde el pueblo de Garrucha hasta Manilva, en Málaga. Catalogado como Bien de Interés Cultural, fue restaurado en 1991 y es un lugar histórico interesante que visitar en Almería. 14. Museo de la guitarra Uno de los lugares más curiosos que ver en Almería es el Museo de la Guitarra Española Antonio de Torres. Se trata de un centro expositivo e informativo que permite a los visitantes conocer, de una forma amena, las principales claves de uno de los instrumentos musicales más populares, no solo en España, sino en todo el mundo. Antonio de Torres es considerado el padre de la guitarra contemporánea. El museo pretende que los visitantes participen activamente del mismo, ofreciendo algo más que una sucesión de piezas y aportando un espacio cultural interactivo en el que puedes, entre otras cosas, escuchar y tocar distintas guitarras. 15. El Cortijo del Fraile Este lugar es uno de los edificios más interesantes del Parque Natural Cabo de Gata debido a su belleza arquitectónica y natural, y a los trágicos hechos ocurridos en él. Es una de las mejores muestras del cortijo grande y señorial andaluz. El cortijo del Fraile, levantado por frailes dominicos en el siglo XVIII, consta de una sola planta, con estancias construidas alrededor de un patio central, con capilla, cuadras, cochineras, hornos y un aljibe en buen estado de conservación.

Enix y Felix, dos pueblos maravillosos para visitar.

La propuesta para hoy abarca dos pequeños pueblos, enclavados al final del poniente almeriense lidiando con la alpujarra almeriense. En plena sierra de Gádor visitamos las pequeñas poblaciones de Enix y Felix. Enix Comenzamos visitando Enix, distante unos 25 kilómetros de la ciudad de Almería y con una población de unas 450 personas, se nos muestra un pequeño pueblo blanco donde la paz y el remanso que recorre sus calles es su seña de identidad. A la llegada nos va sorprender su Iglesia parroquial dedicada a la Virgen del Rosario, talla florentina que según cuenta la tradición presidía la nave de Don Juan de Austria en la batalla de Lepanto, aunque el patrón es San Judas Tadeo. La iglesia sufrió profundas reformas en el siglo XVI y XVII, entre ellas las portadas y el nuevo artesonado mudéjar. Calle tipica de Enix En una hora podemos recorrer sus calles típicas. Donde parece que el tiempo se ha detenido. Antes de marcharnos y si previamente se ha solicitado, se puede visitar una bodega Vega Enix, donde en su Bodegas Ánfora, tienen una excelente calidad de caldos ecológicos.
Desde ahí nos adentramos en unas carreteras comarcales que nos conducen a la población de Felix. Felix es otro pueblo cargado de sencilla belleza, como se advierte a simple vista desde la carretera. Blanco y flanqueado por un apreciable arbolado que parece sostenerlo desde abajo, está presidido por un castillo árabe del siglo XI, recientemente restaurado, que domina la bahía de Almería y que da idea de la importancia que el pueblo llegó a alcanzar en el sistema defensivo de la capital en tiempos de los árabes. Su mirador ofrece, por lo tanto, una de las más privilegiadas y recomendables vistas de la provincia. Es espectacular la visión desde la plaza, en la que destaca, además del horizonte que se domina, la iglesia de la Encarnación, una de las más interesantes de todo el Poniente almeriense, un templo que centra, por su sólido aspecto, el perfil del pueblo. Felix Almería No podemos dejar de ir hasta lo que en su momento fue  el castillo de Felix, del siglo XI, que perteneció a Zugayba, bisabuelo del rey de Granada Abd Allah, recientemente restaurado y asentado sobre un mirador desde el que podemos contemplar un magnífico paisaje que va desde el Cabo de Gata hasta la zona del Poniente almeriense; la ermita situada frente al Cerro de la Matanza, el molino y el puente del barranquillo. Felix Castillo Árabe Ya estamos en este pequeño pueblo, podemos intentar comprar alguno de sus productos típicos. Sobre todo destaca la artesanía del esparto.
Haz click en la imagen para abrir mapa